Publicado: 23 de Enero de 2019

Contamos con la técnica del termo sellado en nuestras lonas. ¿ Qué ventajas tiene ante la técnica cosida de toda la vida?

Para conseguir toldos de diferentes tamaños necesitamos en un primer lugar unir lonas de tamaños inferiores para llegar a la medida que encaje en la estructura del cliente y por tanto se adapte a las necesidades del cliente.

La forma tradicional que ha venido dando resultados bastante confortadores es la costura a hilo, es decir, unir dos lonas cosiéndolas entre sí para mantener una unión fija y estable que garantice la adherencia durante el mayor plazo temporal posible.


Con el tiempo nos encontramos con una serie de contratiempos que se presentaban los toldos que se unían mediante esta técnica. Tenemos numerosos cambios de lona debido al pudrimiento de los hilos que como consecuencia de los fenómenos atmosféricos  (lluvia, viento, etc…) iban deteriorando el hilo, acarreando la consiguiente pérdida de validez del toldo, aun cuando la lona no estaba realmente en mal estado, haciendo que el toldo no durara y se deteriorara antes de tiempo, haciendo que esta unión entre lonas no fuera del todo fija y estable.

Por este motivo se investigo hasta encontrar una técnica que diera solución a este problema, fue entonces cuando apareció la técnica de termo sellado.


Esta técnica cuya inversión es superior a la costura, no solamente consiguió eliminar el problema aportando otros beneficios :

-Se consigue una lona más plana en la que no existen ondulaciones ni efecto arruga en los empalmes ya que estos quedan perfectamente unidos.


-Se reduce el margen de error humano, ya que esta máquina no precisa de alta presencia humana, funciona prácticamente sola.


-A diferencia de la costura, con esta técnica no agujereamos la lona por lo tanto, conseguimos una mayor impermeabilidad del producto.


-Ofrece mayor resistencia a la tensión en comparación con la costura.


-Conseguimos un productor que gana en calidad y en estética, debido a que eliminamos todo tipo de imperfecciones a corto y largo plazo, ya que, el deterioro que provocaba la costura queda totalmente eliminado.


-Tendrá un toldo con mayor años de vida.


Como conclusión observamos que esta técnica novedosa que únicamente cuenta con unos pocos años de existencia es mucho mas ventajosa aunque por el gran coste de la maquinaria, no todas las empresas pueden contar con ella.